jueves, 23 de mayo de 2013

El espíritu del guerrero




La brisa tiene olor a tierra mojada
Las paredes 
plenas de tu sonrisa
Me llenan de tu presencia
Las banderas ondean 
Los úsares dan 24 pasos hasta el centro de una flor
Suena la trompeta
Nace el sueño
eterno Retorno  se deja sentir
El tiempo deambula enaenado de locura
Una Salva de cañón anuncia tu paso a la inmortalidad
Las flores suscriben el mensaje
La inmensidad apunta al balcón del pueblo
Tu lo miras desde tu impertérrita poesía
Mientras tu voz
Mágico conjuro contra los espantos
Llega hasta mi corazón de bardo
Lágrimas que acompañan a los pobres de la tierra
Crucifijo...
mirada de guerrero
Pequeño capitán de la barca de los sueños
Juglar de venezuela
eterno Auriga
Espíritu indomable
Morador eterno del cuartel de la montaña
Por ahora
Por siempre... Comandante

1 comentario:

  1. todo cuanto digamos del comandante eterno sera siempre poco,excelente poema camarada

    ResponderEliminar